jueves, 13 de abril de 2017

Mi nueva colección: MOTUC (II)

De la entrada anterior quedaba contar las razones puntuales por las que decidí elegir esta línea. Las causas por las que no volví a la vintage ya las comenté. Pero vayamos por partes, decía Jack. Acá van las principales cuestiones que investigué antes de lanzarme a comprarlos, y las que deberías saber si estás pensando en comprar uno....s cuantos :P

Pueden ser caros... y a veces muy caros. La empresa que lanzó la línea, Mattel, no los vendió en las tiendas, sino a través de un sistema de suscripciones. Los compradores se suscribían por año (a veces había sublíneas que requerían suscripciones adicionales, según tengo entendido). Cada suscripción incluía una cantidad determinada de figuras, que se daban a conocer, por lo que el subscriptor sabía cuantas y qué figuras recibiría en ese año. Después, solo era cosa de esperar que te debitaran el dinero y te lo enviaran. Esto le aseguraba a Mattel que no perdería dinero produciendo figuras de más; las que no se vendieran por suscripción se vendían online en su tienda, pero dependiendo de cada figura y su popularidad, a veces estos excedentes no eran muchos. Esto hizo que la cantidad de figuras en el mercado de segunda mano no sea tan grande como sucede con otras líneas, de las cuales se venden decenas o cientos de miles (en jugueterías, cadenas de supermercados, etc.). Este sistema tuvo sus pro y sus contras; en mi opinión uno de sus contras es que, justamente al ser de tiradas más limitadas, los precios se elevan. Además se trata de una línea que, sin ser premium, es de muy alta calidad. Al verderse solamente al coleccionista más comprometido, también es más difícil que esas figuras aparezcan en el mercado de segunda mano, cosa que no pasa con líneas más populares, cuando mucha gente las compra por impulso en un supermercado o tienda y después tal vez las revende porque no significan mucho para ellas. Además, en Argentina los costos de importación (una de las plagas de nuestra economía) y las absurdas restricciones y trámites que había que hacer en ciertas épocas hizo que ahora las figuras compradas durante ese período tiendan a valer más. Como no se podían comprar a través de un distribuidor, cada coleccionista debía afrontar costosos envíos y trámites y ahora lo incluyen muchas veces en el precio de venta, para recuperar ese dinero.

Muchos coleccionistas los conservan en blister. Una de las razones que los hacen más caros es que muchos coleccionistas no los sacan del blister, y por lo tanto, tienen un valor de mercado mayor y a veces esto abre el camino para especuladores. Todos sabemos que las cosas que están en cajas originales y en buen estado valen más que las que están sueltas, tengan o no su caja correspondiente. Si eres de los coleccionistas que guardan todo en sus blisters, esto no te trae problema, pero si eres de los que abren o prefieren comprar sus figuras loose, puede resultar algo frustrante tener que buscar precios de parte de coleccionistas que hayan abierto sus cajas.

La línea cerró, pero se volvió a abrir. Durante muchos años, Mattel mantuvo, con altibajos, el sistema de suscripción que mencioné más arriba. Sin embargo, hace unos meses, habiendo producido casi casi todos los personajes habidos y por haber (incluyendo minicomics, las series animadas de He-Man y She-ra, Las Nuevas Aventuras de He-Man, etc.) cerró la línea aparentemente porque desistió del sistema de suscripción (dejó de operar de esta manera por cuestiones organizativas). Afortunadamente, una empresa mucho más chica, Super7, decidió tomar el relevo al ver el gran empuje que tenía la línea y actualmente están por relanzarla. Esto incluye sacar de nuevo a los personajes principales (la primera tanda es He-Man, Teela, Skeletor, Faker y Ram-Man) y continuar con personajes muy buscados o que no se produjeron. Como compraron los derechos de Mattel y todos los moldes y demás, esta línea mantiene la misma estética, está hecha por los mismos escultores (los fabulosos 4 Horsemen), etc., por lo que es totalmente compatible con la anterior. Es la oportunidad perfecta para los nuevos coleccionistas que llegamos tarde a la tanda anterior, porque además las reediciones de personajes tienen grandes extras como varias cabezas, muchas armas, etc. A esta nueva línea se la conoce como Masters Of The Universe Ultimate, para diferenciarla de la anterior por temas legales, aunque creo que muchos la incluirán dentro de la sigla MOTUC, así como yo lo haré también.

Ahora, paso a detallar las cuestiones que me atrajeron de la línea, y que decidieron su compra por mi parte.

1) Son muy articuladas. No sé si califican como SUPER articuladas, pero las articulaciones standard, que se mantienen en la mayoría de las figuras (sobre todo las que no tienen capas, capuchas, etc.) incluyen cabeza, hombros, codo, biceps, muñeca, giro de cadera, abdominales, rodillas y pies, además de las piernas. Me molesta un poco que no se puedan sentar (eso siempre me molesta con la mayoría de las figuras) porque el taparrabos que tienen muchos personajes es más bien duro, pero puedo vivir con eso.

2) Son grandes, detallados y resistentes. En realidad, que sean tan grandes no es algo que me guste. Prefiero las figuras más pequeñas porque tengo poco espacio en casa, pero tengo que admitir que la escala permite incorporar muchos detalles interesantes. Además, ayudan a digerir el precio, no gastas tanta plata en algo pequeño, sino en algo que, dependiendo de la persona, a veces apenas cabe en tu mano. Por si fuera poco, los materiales son muy sólidos y durables, mi yo niño los hubiera disfrutado mucho y los seguiría teniendo intactos a pesar de todo su uso. Con respecto a la estética, está tremendamente bien cuidada en todos los detalles. El grupo de escultores conocidos como 4 Horsemen ya eran famosos pero se hicieron mucho más conocidos y valorados luego de trabajar en esta línea, ya que incorporaron muchísimos detalles interesantes, tanto en la escultura como en la pintura, y en soluciones y propuestas muy buenas para accesorios y articulaciones. Se nota que amaban la serie y que pusieron mucho cariño en cada figura.

Aunque me encanta la serie animada, me gustan mucho
los diseños de los minicomics, que son más serios, grotescos
y con una onda mucho más cercana a la fantasía oscura.
Por eso prefiero que mi Merman tenga la cabeza de la
versión minicomics. Como pueden ver, es prácticamente
igual a su contraparte dibujada.
3) Adaptan perfectamente a los personajes, independientemente de si es la versión del minicomic o de las series animadas (la vieja y la más actual). Cualquier fan de He-Man que haya tenido las viejas figuras recordará los minicomics, pequeños libritos donde se contaban historias de los personajes. Ahora bien, estos se hicieron antes que la serie animada, por lo que muchos personajes tienen diseños muy diferentes: caras totalmente distintas, distintos colores de accesorios o del cuerpo completo, etc. Por si fuera poco en la serie animada más actual (2002) los personajes se rediseñaron. Enfocándose en todos los gustos, los escultores, Mattel y Super7 crearon soluciones muy variadas para que cada uno tuviera su versión favorita. Algunos personajes salieron o están saliendo con variantes de color (por ejemplo el carísimo Beastman rojo, o actualmente el Ram-Man con ropa naranja). A veces en el mismo blister, a veces en cajas separadas, se produjeron cabezas alternativas para muchos personajes. Por ejemplo Merman vino en blister con dos cabezas intercambiables (yo prefiero la del minicomic) y dos armas (la espada de los minicomics y el tridente que tiene en la serie animada más nueva). También salió un pack de cabezas alternativas para otros personajes.
Como reza la caja: tres juguetes en uno.
La nave Talon Fighter, un puesto de observación como
playset y una figura de Teela. Caro, pero lo mejor.

4) No solo hay personajes... también hay vehículos y armas alternativas. Son caros, es cierto, pero por lo que vi, lo valen. Se reeditaron muchos de los vehículos de la línea vintage, que tenía muchos. Estos a veces son muy difíciles de encontrar completos (por ejemplo el Wind Raider siempre tiene las alas rotas), por lo que poder tenerlos nuevos y en esa escala, en tan buena calidad, valen cada centavo. Con respecto a las armas, salieron varios packs que incorporan variantes de armas que venían con ciertos personajes, o armas que no se incluyeron en su momento porque hubieran encarecido mucho a la figura. Es un detalle hermoso para los que, como yo, gustan de intercambiar accesorios constantemente.

5) Son perfectos para hacer customs. Para abaratar costos y también para mantener la idea de la línea original, muchos personajes tienen partes idénticas o muy similares, como torsos, brazos, piernas, etc. Esto hace que sean coherentes, como partes del mismo universo. Pero también ayuda a que se puedan desarmar o repintar y crear customs muy interesante. La primera y más sencilla opción es cambiar cabezas, ya que como dije hay variantes oficiales; también hay personas que moldean y esculpen cabezas y accesorios de personajes de la serie u otros nuevos, creando kits de conversión muy interesantes que se venden online (compras la figura que te recomiendan como base, le sacas algunas cosas, le pones lo que ellos te venden y listo). Por si fuera poco, las pecheras y otros accesorios similares son fácilmente removibles, al igual que en las figuras vintage, por lo que podemos cambiarlos, repintarlos, modificarlos, etc. Sumemos a esto las armas que se venden en packs, la calidad y resistencia de las figuras y tenemos la receta perfecta para crear personajes nuevos o modificar los que ya existen con relativa facilidad, algo que a mí me interesa mucho a pesar de que ahora no dispongo de tiempo y espacio como para hacer modificaciones muy grandes. Sin embargo, como pienso hacerlas más adelante, es algo que tuve muy en cuenta.
Para mí, son cinco razones muy fuertes y directas que justifican meterse en la línea, y que compensan las otras cuestiones ya mencionadas (el precio a veces algo elevado por especulación y otras cuestiones, y una disponibilidad no muy alta, sobre todo si buscamos personajes poco famosos). MOTUC fue una línea enorme, gigantesca, y ahora continúa, por lo que da muchas opciones y eso me terminó de convencer.

Más adelante, con las reseñas en video y entradas en este blog, iré comentando más al respecto.

lunes, 3 de abril de 2017

Mi nueva colección: MOTUC (I)

Y sí, incluso con algunos altibajos financieros, ya no me pude resistir más: arranqué una nueva colección, y una que no es precisamente barata. Pero empecemos por el principio.

Cuando era chico me encantaba He-Man. Lo veía siempre. Y como mis padres me hacían caso en comprarme los juguetes que me gustaban (ahí están todavía mis playmobils, mis autos a fricción y cosas así), también me compraron muchas figuras de la serie. Yo calculo que eran entre doce y quince: recuerdo a He-Man, Skeletor, Mossman, Merman, Hordak, Mantenna... Creo que también tenía a Leech y a Ram-Man, a Triclops y a alguno más. Porque claro, también seguía a She-Ra. Ah, y tenía el Road Ripper; sino recuerdo era el único vehículo que tuve.

Pues bien, sucedió que fui creciendo y acumulando cosas, muchos juguetes. No había espacio para ponerlos, mi hermano y yo éramos grandes lectores y teníamos grandes bibliotecas, cajas por todas partes con los juguetes, etc. Como los cuidábamos, no se rompían tanto, ni se tiraban. Entonces mi santa madre, que por esto no la quiero menos, empezó a decirme que por qué no los regalaba. En esa época no había Internet, ni grupos de compra, ni coleccionistas, era un adolescente y no existía la posibilidad de venderlos o cambiarlos por algo más. Yo quería conservarlos pero lentamente me fue convenciendo de que los regalara. Así que se los di a mi primo, que era más chico. La serie ya no se emitía, así que parecía no haber necesidad de conservar aquello. Tenía también revistas de la serie y los minicomics que venían con las figuras, que supongo fueron parte del paquete regalado porque nunca más los volví a encontrar.

Se fue todo, y para siempre, porque luego perdimos contacto con esa parte de la familia.

Por mucho tiempo la cosa no dolió, o bueno, sí, pero no tanto. Había otras cosas para comprar, para hacer, para ver... La cuestión llegó cuando, hace unos años, me fui metiendo en el tema del coleccionismo, cuando hacia 2010 empecé a meterme con las figuras de la JLU. Al empezar a mirar en Mercado Libre, y a contactar coleccionistas, vi que esas figuras que yo había atesorado seguían dando vuelta, y que se vendían y compraban y muchos las coleccionaban. ¿Por qué no hacía yo lo mismo? Se me pegó la pregunta.

Durante años traté de responderla. Las razones positivas eran varias: recuperar lo perdido, comprar las figuras que no había tenido (como por ejemplo la de Battle Cat), aprovechar que algunas estaban más baratas que otras... Las negativas eran varias: no eran muy articuladas, algunas eran muy caras por cuestiones absurdas, a veces se vendían sin accesorios y había que gastar mucho dinero en comprarlos aparte... pero la principal era que esas figuras, aunque fueran compradas en perfecto estado y a buen precio, no iban a ser las mías. Porque tenía mi colección de autitos, mis playmobils, y todas las demás, pero esas... esas ya no, y eran mías. Sabía que la alegría no sería completa, con cada figura habría un recuerdo de lo perdido.

La respuesta llegó, más adelante, con la llegada de una nueva línea de figuras de acción, que se denominó MOTUC (Masters Of The Universe Classics, en contraste con la anterior, que es simplemente MOTU). Se vendían por subscripción directamente a Mattel, la fábrica, y yo no tenía dinero como para pagar dicha subscripción, que aquí en Argentina era solo en primer problema: importarlas era un dolor de cabeza que siempre encarecía el producto.

Pero más adelante mi situación económica cambió un poco, y aunque la línea se cerró momentáneamente, se da la cuestión de que ahora, muchos coleccionistas argentinos están vendiendo sus colecciones, en parte o totalmente, por lo que hay muchas oportunidades disponibles. Además de que la importación es mucho más sencilla y a veces, mucho menos cara.

"¡Estás igual, hermano!"
Una de las cosas que me gusta de esta línea es que mantienen un balance
entre los diseños de la serie animada y los minicomics, que fueron
anteriores y a veces son muy diferentes.
Así que, con unos pesos en el bolsillo, me lancé a la búsqueda. Que no duró mucho, porque recordé que una comiquería local tenía justamente dos de las primeras figuras lanzadas en perfecto estado y completas, pero loose (y por lo tanto, más baratas) en su vidriera. Las había visto antes, pero temía que alguien se las hubiera llevado. Por suerte no fue así. De los dos, primero me llevé a un viejo conocido: Merman, uno de las primeras figuras vintage que salió, y también uno de los que yo tenía originalmente.

Así que, con la otra figura reservada, por las dudas, me volví a casa mucho, pero mucho más contento.

De manera que, oficialmente, queda inaugurada la nueva colección. Más adelante contaré algunas cuestiones con mayor profundidad, como por ejemplo todas las razones que me llevaron a decidirme, por qué me gusta tanto la línea (vengo leyendo reseñas durante años, así que aunque tenga una sola figura, la conozco bastante), etc. Y también, como siempre, vendrán las videoreseñas, comenzando, justamente, por Merman.

Así que nos vemos en unos días.

lunes, 20 de marzo de 2017

Nuevas adquisiciones

Sí, ya sé que prometí que en esta entrada hablaría sobre una nueva colección que estoy empezando, pero cambié de idea y decidí que lo mejor era, para no dejar cabos sueltos, mostrar las nuevas adiciones a mi colección, sobre todo después de tantas videoreseñas de despedida y todo eso.

Así que, sin más presentaciones, aquí están:


Se trata de Superman y Batman en su versión de 10 pulgadas (25 centímetros) y de la versión 5 de Superman (de la línea Mission Vision, casi casi completa).

Ya tenía el Batman grande pero en caja, lo cual para mí es un menos, porque ocupa más espacio y además no da ganas de sacarlo, ya que puede perder valor. De hecho estoy vendiendo ese ejemplar en caja para recuperar lo que pagué por el otro, que tiene sus detalles pero no me molesta porque son menores y además el precio fue excelente.

En el caso de los dos Superman, los compré también muy baratos en un lote de este personaje, junto con otras cosas que ahora están a la venta porque no me interesan. El precio por el total es inmejorable, también.

Tenía algo de dinero ahorrado para otras cosas, pero cuando aparecieron estas no pude dejar pasar la oportunidad. Hace tiempo buscaba al Superman grande y ya lo tengo, ahora solo queda Aquaman y Flash para completar los miembros principales de la JLU (salieron otros personajes en esa escala pero no me interesan tanto).

Bueno, por ahora los dejo. Después vendrán las reseñas; y para la próxima, sí prometo que habrá datos sobre la nueva colección.

lunes, 13 de marzo de 2017

Cambio de rumbo y ventas (II)

Como comenté en la entrada anterior, he vendido parte de mi colección. Pero calma, que las cosas se han encausado solas.

Han partido algunas figuras más, que en una segunda instancia, decidí soltar. Entre ellas están Mirror Master y Darkseid. Y un Joker que, según descubrí luego de una breve pesquisa en Internet, no es de Mattel sino de Hasbro, de una línea inspirada también la serie animada de Batman pero que tiene una escala y ejecución diferentes.

Lo que me daba algo de pena, sin embargo, cambió totalmente cuando, con algo de suerte, conseguí fondos como para retomarla y darle un nuevo rumbo, sin dejarla abandonada y pudiendo planear la forma de recuperar los espacios perdidos.

El dinero que reúna con la venta de estas figuras se dedica, ahora mismo, a comprar otras figuras, entre ellas dos que me van a enorgullecer mucho y que son difíciles de conseguir (las de 10 pulgadas, sí señor!!!). Por si fuera poco, estoy encontrando, de rebote o investigando, algunas pequeñas ofertas que me aseguran, con algo de suerte, unas cuantas figuras más en los próximos meses. Si nadie las compra antes, esto es :)

De manera que no todo es llanto y rechinar de dientes :P . Para acomodar esas nuevas figuras tendré que reacomodar parte de la vitrina, hacer espacio, tal vez limpiar, etc. y eso también la revitalizará.

Mientras tanto, las videoreseñas de las figuras que vendí van a ir apareciendo en las próximas semanas, a eso de una cada seis o siete días. En todos los casos, hago un comparativo de las figuras que voy a conservar y de la que vendí, y explico por qué tomé la decisión con esa en particular y no otra.

Actualmente se publicaron ya las siguientes:


Sepan ser pacientes: como sabía que iba a estar muy ocupado, filmé muchas reseñas y las fui programando de a una por semana, para darme tiempo de filmar otras nuevas en el medio. De otra manera temo quedarme sin tiempo para hacer otras.

Así que esto no será lo último de la colección. Y anticipo que habrá novedades con una nueva colección... Pero eso será para la siguiente entrada.

domingo, 22 de enero de 2017

Cambio de rumbo y ventas

Hace poco les comentaba de la compra de mi figura número 133 (error, en realidad es la 134, pero como una de todas está en blister, sigamos diciendo que es la 133 para no tener que cambiar la numeración). En fin, que mucha agua ha pasado por el puente en estos días y he decidido reducir un poco la colección de la JLU.

Sí, así como lo leen. ¿Qué pasó? En realidad, hace tiempo que la idea de vender TODA la colección me tiene dando vueltas. Pero nunca logra aferrarse lo suficiente. La cuestión, creo, es que tuve unos meses algo... no sé, complicados en materia personal y aunque lo económico no era problema, me parecía que la colección estaba ahí parada en un mueble en la esquina. No me llamaba. Estoy comprando figuras de Star Wars casi regularmente porque las consigo a buenos precios, y mientras tanto las de JLU casi han desaparecido, no encuentro vendedores y muchos piden fortunas por cualquier cosa. Simplemente no la veía crecer, y por eso no la podía disfrutar tanto.

Fueron meses raros, porque no tenía espacio para nada. Tenía saturadas mis bibliotecas, no entraban mis comics nuevos... lentamente algo fue mostrándome que tenía que empezar a vender cosas, guardarlas o deshacerme de ellas simplemente para poder cambiar, para poder disfrutar de cosas nuevas. Hacer sitio para las cosas que realmente me gustan, me apasionan, y dejar atrás cosas que no me interesan tanto. Así que empecé a vender comics que no me gustaban mucho. Después también algunos libros de literatura, enciclopedias... un poco de todo. Todavía estoy en eso.

El siguiente punto, que llegó hace unos días, fue tomar la decisión de vender algunas figuras. ¿Pero cuales? Pasé por varias etapas hasta que decidí que lo más sensato sería buscar las variantes de figuras que tuviera duplicadas o triplicadas, es decir, deshacerme de los repaints. Quedarme con las versiones de los personajes que hubieran salido en la serie y con las que me gustaran particularmente, pero tratar de no tener dos figuras del mismo personajes, salvo que fuera por algo particular.

Los elegidos fueron los siguientes:


Esta fue la primera camada que puse a la venta:
Huntress versión 1 (me gusta más la versión 2)
Starman versión 1 (me quedo con la 2, el traje rojo que usa en la serie)
Lex Luthor versión 4/6 (tiene detalles de las dos, tengo 3 Luthors más; hace un tiempo ya había pensado en venderlo, así que la decisión fue rápida)
Elongated Man versión 1 (la 2 tiene el traje que usa en la serie y en el comic Justice League Europe, que es uno de mis favoritos)
Dr. Fate versión 1 (está en la foto de abajo; me gusta más la 2 que es la versión más fiel al personaje como aparece en la serie, aunque las dos son casi iguales)

Unos días después puse a la venta los otros tres que se ven en esta foto:


Batman 1 versión 9: tengo 5 Batman más, y este es el más común y el que menos me atrae. Puedo volver a conseguir otro, y a este ya lo tuve en venta hace un tiempo; no conseguí comprador, ahora sí, rápidamente. La proliferación de Batman ya había sido una cuestión que tuve en cuenta para no comprar más variantes.
Wonder Woman 2 versión 2: me salió casi regalada cuando la compré, tengo cuatro versiones más, incluyendo otra con capa. Sé que es rara pero tiene muchos detalles, en el futuro trataré de comprarla en mejor estado.
Green Lantern John Stewart versión 5: tengo tres versiones más, todas basadas en los looks que tuvo en la serie. Como quiero concentrarme en las figuras de la serie, y esta es una variante con el look del comic, se va.

Como fue algo planeado, estuve haciendo reseñas dobles en mi canal de Youtube, reseñando a Huntress, Starman, Luthor, Fate y Elongated Man. Me queda ahora despedir a las figuras de Batman, Wonder Woman y Green Lantern con el mismo tratamiento, ya que la vendí dos y tengo que entregarlas mañana mismo. Están programadas para ir publicándose durante febrero y marzo, así que lo irán viendo sucesivamente.

Quería hacer esta entrada para comentarles esto y darles un adiós. Me ha costado conseguirlas, algunas más que otras, y me da lástima verlas partir, en parte porque no creo que vuelva a comprarlas. Pero es todo parte de los cambios que estoy encarando con respecto a todas mis colecciones: enfocarme en lo que más me interesa y no quedarme con los "y bueno...". Parte del dinero que reciba lo ahorraré y gastaré en otros asuntos, pero otra parte será para comprar figuras de personajes que no tengo, que me interesan mucho y que estoy empezando a descubrir a la venta. Así que todo es para mejor. Espero pronto volver a tener 133 figuras, y superar incluso ese número.

Me despido con dos fotos de cómo está parte de la colección en estos días, una vez quitados de sus lugares los superhéroes que estoy vendiendo. Aproveché para incluir un estante más alto al fondo y ordenar todo un poco más. Ahora no están tan amontonados.

Como dije antes, todo es para algo mejor. Los tres que ya vendí estarán en manos de coleccionistas que los apreciarán, y eso es lo que más me importa.



lunes, 19 de septiembre de 2016

Joker (versión 6) - Figura 133 de la colección

Bueno bueno, mucho tiempo sin vernos! Pero finalmente, después de un tiempo de no comprar nada, tuve la suerte de darme un gusto muy demorado: conseguir otro Joker. Hasta ahora solo tenía uno, que si bien me gusta, no es del todo lo que buscaba. Este, sin embargo, es uno de mis favoritos (el otro es el del traje negro con la capucha de Red Hood, que es la versión 5).

¿Qué pasó? Un amigo coleccionista está vendiendo su colección de JLU por diversos motivos y bueno, puso a la venta la mayoría de la misma, sino toda. Había mucho para elegir, pero, con poco dinero en el bolsillo, decidí ir a lo seguro, a lo que siempre se agota primero: los Jokers. Nuevamente tuve que dejar pasar a Harley, que es lo segundo que se agota... pero bueno, es otro tema.

La lógica es simple: ciertos personajes secundarios se venden menos, o más lentamente, por lo que es más probable que a este vendedor les queden dando vuelta por más tiempo, mientras que personajes como este se van enseguida, así que apenas lo vi, dije "mío".

Necesitaba villanos para la segunda estantería de mi vitrina, así que es un escenario en donde gano dos veces.

La figura es muy buena, como se puede ver en las fotos, está impecable y resalta mucho. Como se puede ver, la puse adelante pero solo para sacar las fotos, aunque no sé, tal vez sea tiempo de dejar en segundo plano a los miembros de los Justice Lords (que siempre estuvieron en primera línea, debido a la importancia que tenían en la serie) y poner delante a los villanos más icónicos de cada miembros de la JLU. Ya lo veremos, puede ser una tarea interesante para limpiar y reordenar la vitrina, cuando tenga tiempo.

Por ahora, creo, quedará así. Como dice el título, es la figura número 133 de la colección, en esta escala (cuento aparte las de 10"), así que de a poco la cosa se va poniendo buena.

Espero tener dinero para comprar algunos más antes de fin de año, sobre todo los que les queden a este vendedor amigo. Si es así, ¡ya les avisaré!

Mientras tanto, apenas pueda, haré reseña de esta figura.

viernes, 24 de junio de 2016

The Question, Huntress (versión 1 y 2) y Hawkgirl (versión 8)

Hace ya vaaarios años comencé a coleccionar figuras de la Justice League Unlimited, para mí la mejor serie de animación de DC. Como tal vez no sepan, esto comenzó con estas tres figuras: The Question, Huntress y esta versión relativamente difícil de Hawkgirl.

Pasó el tiempo y ahora que abrí el canal de Youtube, cuando comencé a realizar reseñas de toda la colección, me pareció lo mejor arrancar esta nueva etapa haciendo una reseña de cada una de estas figuras, para recién después pasar a las demás.

Así que ahí las tienen, más abajo. Con el tiempo voy a seguir sumando; ya tengo varias más filmadas, que esperan el momento de la edición. Hasta ahora he podido mantener un buen ritmo y espero que todo siga así; de todas maneras hay material como para dar una buena mirada.

¡Nos vemos más adelante!